La limpieza facial debería formar parte de la rutina higiénica diaria de toda mujer.

Muchas veces, por prisas o estilo de vida, la dejamos olvidada para llevarla a cabo cuando “tengamos tiempo”. La verdad es que, por lo menos, debemos realizarla una vez a la semana convirtiendo ese momento en un momento “me lo merezco” de los que tanto nos gustan. Unos minutos de relax e intimidad. Aprende en este post como realizar una limpieza facial para pieles sensibles paso a paso.

Limpieza facial para pieles sensibles

Al menos una vez al mes debemos realizar una limpieza facial completa y con más motivo si nuestra piel es sensible a sufrir con factores externos.

Para realizar todo el proceso completo sin prisas vamos a guardar unas horas de cada mes para nosotras mismas. En primer lugar vamos a preparar un baño relajante completo acompañado de sales, velitas aromáticas y música chill out. ¡Es tu momento hazlo a tu gusto!

Los materiales que necesitamos para una limpieza facial completa son:

Una vez relajadas pasamos a la limpieza facial. Antes de nada señalar que, si acabamos de darnos un baño quizá no necesitemos preparar agua caliente para (más adelante) realizar el paso de apertura de poros. Aun así, no cuesta nada prepararlo.

  1.  Aplicamos leche limpiadora dando ligeros toquecitos en el rostro, cuello y escote. Lo ideal es empezar desde abajo hacia arriba.
  2. Pasamos al exfoliante facial para pieles sensibles. Para este paso recomendamos “Sensitive peeling“, el exfoliante facial de Etnia Cosmetics dedicado a pieles sensibles con problemas de irritaciones o rojeces que elimina las células muertas sin irritar la piel. exfoliante facial suave
  3. Para el tercer paso necesitamos abrir los poros. ¿Qué mejor forma que un viejo truco de la abuela? Si ya ha pasado tiempo desde el baño relajante, lo ideal es calentar una olla de agua y acercar la cabeza tapada con una toalla para que vapor abra los poros. Una vez abiertos succionaremos los puntos negros con los dedos envueltos en papel.
  4. Aplicar tónico ayuda a cerrar los poros dando sencillos golpecitos en la piel. Si tu piel es demasiado sensible lo conveniente es limpiar el rostro con agua y un disco desmaquillante o utilizar tónico sin alcohol.
  5. ¡Turno de la mascarilla facial! Elegir la que mejor se acople a vuestro tipo de piel y necesidades.
  6. Contorno de ojos: aplicamos dejando reposar un rato.
  7. Crema hidratante para recuperar la piel de los cambios sufridos con anterioridad.

Crema hidratante pieles sensibles

¿Qué os parece? ¿lo soléis realizar así? Un par de horas al mes sin estrés y cuidando tu belleza desde casa, ¡qué lujo!

Share Button