Baking, la nueva técnica de maquillaje que popularizaron las Drag Queens y dieron a conocer las Kardashian te está esperando.

Si sigues bien de cerca a las Kardashian seguro que sabes de lo que hablamos, o si te decimos Mario Dedivanovic. Con esta técnica conseguirás una cobertura muy alta, una apariencia más fina y duración infinita.

¿Cómo lograrlo?

Primer aplica crema Hidratante o prebase debajo de tus ojos, centro de la nariz, mentón y pómulos. Sigue con tu rutina normal: base y luego corrector, dando suaves toquecitos con los dedos.

Para que la zona de la ojera quede iluminada, lo ideal es usar un corrector con 1 o 2 tonoes menos que los de nuestra piel.

Llega el momento de usar los polvos sueltos. aplícalo con la ayuda de una esponja o brocha en una generosa cantidad saturando la zona del contorno de ojos.

Déjalo actuar de tres a cinco minutos y luego remueve con una brocha (como si estuvieras barriendo)y… ¡Listo! Difruta de un maquillaje de larga duración.

 

¿Qué tono escoger?

El tono Banana está pensado para pieles con subtonos cetrinos.

El tono White está pensado para pieles con subtonos rosados.

El tono Light, en principio, no sería el más adecuado para realizar baking. Está indicado para las personas que prefieren sellar el maquillaje de todo el rostro con este tono.

 

polvos_pantalla_hor_03

¿Cuándo aplicarlo?

Cuando buscamos un maquillaje con alta cobertura, en una ocasión especial o cuando queramos que el maquillaje nos dure muchas horas intacto.

¡Ya nos contaréis!

 

Share Button